domingo, 11 de marzo de 2007

Artículo - La dinámica de los posgrados - Diario Página 12, Buenos Aires, 11 de marzo, 2007

Los posgrados son clave en la sociedad del conocimiento: aunque la región muestra una fuerte expansión de la oferta, aún debe mejorar en calidad y condiciones de estudios


Claudio Rama

Los posgrados son los instrumentos modernos crear saberes especializados y para formar personas capacitadas para gestionarse en las sociedades del saber. La carrera del desarrollo se expresa sin duda cada vez más en el desarrollo de los posgrados como ejes asociados a la creación de nuevos saberes y la formación de los trabajadores simbólicos alrededor de ellos. Es un tema de muchas puntas que cada vez se va a transformar en el instrumento del desarrollo en las actuales sociedades. Puede ser visto desde la sociedad que quiere desarrollo e innovación o desde las personas que quieren mejorar o mantener sus condiciones sociales ante la renovación de los mercados de trabajo, la obsolescencia de los conocimientos y la competencia profesional, todo lo cual impulsa hacia una educación continua a lo largo de la vida. La idea de la educación como preparación para la vida, da paso crecientemente a la idea de la educación durante toda la vida, que se está expresando en los posgrados.

La búsqueda de mecanismos para organizar, producir y transferir los nuevos saberes produjo un movimiento curricular hacia los posgrados, que ha transformado el sistema universitarios en unos saberes básicos a nivel de pregrado de estudios crecientemente de cuatro años como en se estableció en el Acuerdo de Boloña que reúne a 54 países del viejo continente, y al mismo tiempo una amplia estructura de posgrados como ámbitos de las especializaciones en permanente gestación.

En la región es notorio el atraso en la formación de posgrados, tanto como la distancia con la sociedad del conocmiento. Son las dos caras de la misma moneda. Sin embargo, aunque ha comenzado a expandirse la cobertura de posgrado, cabe preguntarse si nos sirve la expansión de cualquier tipo de posgrado o el verdadero ingreso a la sociedad del conocimiento está asociado a posgrados de niveles de calidad basados en estándares internacionales de acreditación, orientados a transferir y crear saberes bajo nuevas modalidades pedagógicas asociadas a las nuevas tecnologías, insertos en circuitos académicos internacionales y cuyos saberes estén en las fronteras del conocimiento al asociarse a líneas de investigación y de aplicación y generación de nuevos saberes.

Diversos indicadores manifiestan que en América Latina estos estudios se están estructurando en forma desigual a las necesidades que se derivan de dinámicas que nos separan de ser parte de la sociedad mundial del conocimiento. En la región dominantemente los posgrados se expanden a través de modalidades semiestructuradas, son de estudios de tiempo parcial, en general se carece de becas, y las tesis, cuando se realizan, no están insertas en líneas de investigación ni tienen recursos, y los saberes que se transmiten también son de docentes integrados a la dinámica del profesional. Los profesores se pagan por hora y las remuneraciones son sumamente reducidas, y la mayor parte de ellos se realizan en algunas pocas horas concentradas en horario nocturno o de fines de semana. A diferencia a escala internacional los posgrados son de dedicación exclusiva, con investigación, asociados a becas y sistemas de financiamiento y donde el eje es la creación de saberes en equipos integrados por docentes con remuneraciones significativas.

Etiquetas: ,

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal