viernes, 6 de noviembre de 2009

ReflexionandosobrelaeducacionsuperiorenCaracas

El Instituto Pedagógico de Caracas de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador organizó el 21 y 22 de octubre la XVI Jornada Anual de Investigación y VII de Postgrado - La Innovación para la transformación educativa con pertinencia social, y tuvo la gentileza de invitarme la activa subdirectora de Investigación Elizabeth Sosa. Fue una agradable ocasión de encuentro con la comunidad académica de Venezuela, y de sentir las permanentes tensiones que en el ámbito educativo y en la sociedad se han generado. También de conocer un ámbito educativo sin tensiones políticas significativas y orientado a promover redes de calidad. Allí, reflexioné sobre en la conferencia inaugural sobre la conformación de un nuevo paradigma de formación profesional en América Latina marcado por el currículo por competencias, los estándares mínimos de calidad, los sistemas de créditos y la flexibilidad, los sistemas de aseguramiento de la calidad, la expansión de nuevas dimensiones educativas como el postgrado, la educación en red o la educación continua, las pasantías y prácticas profesionales, la virtualización de los aprendizajes y finalmente el licenciamiento y la recertificación de competencias profesionales. La aparición de este nuevo modelo educativo parece ser finalmente la concresión de un paradigma emergente teórico que se ha desarrollados en las últimas décadas y casi durante parte importante del siglo XX pero que recién en los últimos años comienzan a expresarse en un nuevo modelo educativo que supere a la educacion tradicional marcada por su carácter catedrático, terminal, tubular, de tiza, lengua y pizarrón, teórica y presencial, que se constituyen como modelos viejos que la nueva dinámica los está superando. Lentamente, sin embargo, este modelo esta desapareciendo con los múltiples cambios que se están introduciendo en la región. Pero sin duda el nuevo modelo educativo se desarrolla en libertad, con pluralidad de enfoques y ámbitos reguladores, que tiene por norte la calidad, que se visualiza en un enfoque crecientemente internacional, altamente articulado a los mercados y las demandas, y que se focaliza en competencias profesionales. La política en este sentido en Venezuela es una traba a un modelo universitario de innovación, en tanto la discusión política oscurece otros enfoques no políticos. Tarde o temprano, la calidad es afectada en una sociedad, cuando los académicos comienzan a sentir que su trabajo no tiene la libertad, el reconocimiento e inclusive la estabilidad.

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal